5 julio 2017 Embarazo, Salud

aspirina y preeclampsia

La preeclampsia, o tensión arterial alta gestacional, es uno de los males más frecuentes que se pueden presentar a lo largo del embarazo. Sus causas pueden ser muy variadas, desde los malos hábitos, una mala alimentación, falta de ejercicio, hasta problemas genéticos. Es importantísimo que tengamos un control exhaustivo de los niveles de tensión que se producen durante estos nueve meses, y ante cualquier descontrol, nuestro ginecólogo sabrá poner las medidas adecuadas, ya que los perjuicios, tanto para nosotras como para el bebé, pueden ser muy graves.

Tal es la preocupación en torno a este trastorno, que los científicos no cejan en su empeño por encontrar esa solución que prevenga su aparición. En los últimos años se han descubierto datos en el ADN del bebé, el consumo de tabaco o los niveles inapropiados de vitamina D. Ahora, otra nueva investigación viene a unirse a la larga lista de la preeclampsia. Al parecer, tomar una aspirina todos los días reduciría el riesgo de padecer esta afección durante el embarazo.

Tomar aspirina reduce el riesgo de la preeclampsia en un 62 por ciento

Este nuevo estudio ha sido encabezado por el doctor Mitchell Kramer, presidente del departamento de obstetricia y ginecología en el Huntington Hospital en Nueva York, Estados Unidos. Para completar la investigación se han tomado los datos de 1.600 mujeres embarazadas provenientes de 13 hospitales de Europa e Israel. A todas ellas se les dividió en dos grupos.

A partir de la semana 14 de gestación, a un grupo se les dio un placebo y al otro una aspirina de 150 miligramos. Así hasta llegar a la semana 36, o a la semana que correspondiera al momento del parto para aquellas que se adelantaron en la fecha prevista. El resultado fue que de las 800 mujeres que tomaron la aspirina cada día, sólo 13 desarrollaron preeclampsia. En cambio, las que tomaron el placebo, fueron diagnosticadas 35.

También se comprobó que la aspirina había contribuido en la disminución de los partos prematuros. De hecho, aquellas mujeres que tomaron la medicación y dieron a luz antes de la semana 34, tenían un 82 por ciento menos de probabilidades de padecer preeclampsia, por lo que esta afección no fue la causa principal para el nacimiento antes de tiempo.

preeclampsia y aspirina

Siempre consultar con el médico ya que pueden existir contraindicaciones

Estudios anteriores ya habían demostrado que tomar una aspirina al día era beneficioso para el embarazo y para evitar el riesgo de este problema en la gestación. Sin embargo sólo se llegó a reducirlo en un 10 por ciento debido a que la aspirina que se administraba era de 81 miligramos, la indicada para los niños. En esta ocasión lo que se ha conseguido es aumentar la dosis a 150 miligramos y comprobar, también, si podía existir alguna dolencia asociada a su consumo y la salud, tanto de la madre como del bebé. Es así como se ha podido reducir el riesgo de sufrir preeclampsia en un 62 por ciento sin alterar la salud de la madre ni la del bebé.

Sin embargo, como en la mayoría de los casos, es necesario que la embarazada acuda a su ginecólogo para que sea el especialista el que valore la posibilidad de la administración de la aspirina. No podemos obviar que la aspirina incide, directamente, en el riego sanguíneo y eso puede conllevar algunos peligros como el sangrado.

Vía | Medline Plus
Fotos | Telemundo y E-matrona

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *