14 abril 2009 Compras, Recién Nacido

Aspirador electrico nasal

Cuando tienes un bebé es realmente cuando te enteras de todas las cosas que hay inventadas en torno a su mundo. Algunas cosas muy útiles y necesarias y otras no tanto pero con las que se puede hacer un buen negocio.

Ya se sabe aquello de que los padres lo dan todo (y lo compran todo) por sus hijos. Hay que tener cuidado con esa máxima que puede llevar a gastar mucho dinero a algunos papis. Una de las tareas que recomiendan los pediatras es mantener la nariz del recién nacido bien limpita para evitar problemas en su respiración.

Para ayudar a los cuidadores del bebé en esta tarea se inventaron unos aparatitos llamados aspiradores nasales. Se trata de una especie de cilindro terminado en un pequeño embudo que se coloca en una de las fosas nasales del pequeño.

Al otro lado del cuerpo central del aspirador encontramos un tubito de goma de unos 20 centímetros de largo que termina en una ranura de plástico. Ésta se introduce en la boca del adulto quien tendrá que aspirar lenta y continuadamente para extraer los mocos de la nariz del pequeño.

Se recomienda que antes de hacerlo se haya limpiado la nariz del bebé con un poquito de suero fisiológico.

Los inventos avanzan. Ahora ya hay en el mercado aspiradores nasales de bebé eléctricos que extraen las mucosidades sin la necesidad de que el papá o la mamá aspiren por el tubito. Sin duda un avance respecto del manual. Es de Beaba y lo hemos encontrado en Bayon por 53,50 euros y en Bebe Concept por 54 euros.

Aunque en la descripción del producto se asegura que es menos traumatizante para la madre y para el bebé, aún no he visto a ninguno que no llore cuando le aplican el extractor. También existen las típicas peras de aire que extraen los moquitos de manera mucho más sencilla. Son más baratas aunque requieren más paciencia.

Foto | Bebe Concept

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Mucosidad en los bebés 26 junio 2009
  2. Mi bebé se encuentra molesto 1 julio 2009
  3. Limpiando su carita 17 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *