21 agosto 2012 Seguridad

Segunda mano en condiciones
Aunque nunca se suele escatimar con los artículos necesarios para el bebé, tales como el carrito, la cuna o un sonajero, hay momentos en los que no se puede afrontar y echamos mano a otras opciones para no privar a nuestro pequeño de ello.

Para lo cual, se utiliza mucho la alternativa de artículos de segunda mano. Si uno se compra un coche, un libro o incluso ropa de segunda mano, ¿Por qué no va a ser una solución para el bebé? Sin embargo, se debe tener cuidado a la hora de escoger los artículos en cuestión.

Aunque es un sistema más americano que otra cosa, en España también se comercializan, sobre todo a través de Internet. Debemos tener en cuenta, cuando los adquiramos, el uso que han tenido. Que no sea superior a dos años y que no hayan tenido reparaciones ni posean piezas sustituidas. Sólo su uso. Aunque la marca no se tenga en cuenta, debemos recibir el artículo en perfecto estado, limpio y sin ningún tipo de arañazo o rasguño.

Por supuesto, sin tener que pensar en que, en breve, haya que repararlos o sustituirles alguna pieza. No solamente deben presentarse correctamente, sino que también deben tener una garantía de duración. Por norma, las empresas o personas que se dedican a esta comercialización, ya sea vía directa o por Internet, tienen mucho cuidado al aceptar los artículos para su posterior venta. Su reputación se basa en eso.

En cuanto a los precios, la variación entre el precio de uno nuevo y uno de segunda mano depende del tipo de artículo. Un cochecito de niño de segunda mano se suele vender a un precio de una tercera parte de lo que cuesta nuevo. Y una cuna, puede oscilar en la mitad, más o menos.

Así que ya sabemos que hay salida para no agobiarnos pensando que tenemos que dejar a nuestro pequeño sin esos artículos por la falta de dinero. Ya hay gente que se dedica a ofrecernos esas alternativas. No desaprovechemos la oportunidad.

Vía | abcdelbebe.com

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *