22 marzo 2017 Ocio

Un momento ideal para comunicarnos con el bebé

Un buen momento para disfrutar con los peques es durante su paseo, cuando ya tienen tres meses de edad y hasta los doce meses los niños aprovecharán el paseo para ver las cosas que lo rodean, tocar, oler y desarrollar nuevas sensaciones. Un momento ideal de su vida en el que recibirán toda la información que pueda.

Al pasear podemos hablarles, brindarle la posibilidad de tener diferentes juguetes a su alcance e ir contándoles lo que vamos viendo. Siempre que nos referimos a la estimulación de los bebés hablamos de encontrar un momento ideal, sabemos que en ocasiones no se tiene mucho tiempo, por esa razón el paseo se convierte en un tiempo que se puede aprovechar a pleno. Además es un momento desestructurado que tiene lugar en un espacio abierto.

Cuando salimos a un parque podemos ver a los niños de menos de un año sentados en sus sillas o en el suelo sin recibir demasiada atención de los adultos que los acompañan, esto puede ser un gran error. Es un momento del que se puede sacar un gran provecho.

La estimulación podrá comenzar desde casa, antes de salir de paseo. Puedes decirle que van a salir, no pienses que no te entenderá. Háblale de las cosas que van a hacer y van a ver. Al salir comienza a contarle acerca de las cosas que van viendo, ten en cuenta que para él son cosas nuevas y si se las mencionas por su nombre comenzará lentamente a familiarizarse con ellas.

Este es un momento del que se puede sacar un gran provecho.

Lleva siempre dos o tres objetos diferentes, recuerda la importancia de ir variando sus juguetes, explícales para que sirven e inventa ejercicios simples con ellos.

La estimulación en espacios exteriores no solo debe limitarse al paseo en el parque, puedes aprovechar la oportunidad para hacerlo mientras realices las actividades cotidianas, como cuando van de compras, o cuando lo sacas de la guardería

Puede suceder que no entienda a la perfección lo que le estamos contacto, pero se sentirán muy a gusto sabiendo que estamos comunicándonos con ellos, que les estamos prestando atención. En algún momento podrán respondernos y compartir momentos de mucho diálogo, pero es importante que el hábito de la comunicación se empiece a dar desde sus primeros meses de vida.

Si, por alguna razón, no tienes ganas de hablar puedes aprovechar ese momento compartido para escuchar música, ponle alguna música que les guste. Mediante diferentes tipos de estimulación podrás convertir el tiempo que se comparte con los peques en un tiempo de gran calidad, eso es lo más importante que les podemos dar.

Escuchar nuestra voz a medida se va paseando será muy importante para él. Si tienes la posibilidad de tener una silla de paseo de las que se colocan mirando tu cara mejor aún, de esta forma además de oírte te podrán ver.

Vía | Hacer familia
Foto | Pixabay – Mrs Brown

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *