27 mayo 2009 Desarrollo, Educación, Entretenimiento, Juegos y juguetes

aprender los colores jugando

Ya hemos hablado en otras ocasiones de lo beneficioso que resultan los juegos en nuestros pequeños. Pero si, además, estos van acompañados de una parte didáctica, todavía estamos ayudando más al bebé. Esto es lo que sucede con los colores. Intentar que reconozcan todo el arco iris, de un día para otro, es imposible, pero si los estimulamos con juegos y con gran dosis de constancia, pronto será capaz de distinguir y nombrar toda la gama cromática.

Los expertos creen que es entre los 16 y 18 meses de edad cuando el pequeño empieza a atribuir los colores a los objetos. Empezará por los colores primarios -rojo, azul, amarillo y verde-. El siguiente paso será el concepto claro-oscuro y más tarde ya empezaremos con los colores secundarios. Los colores se aprenden uno a uno, por eso existe la “pelota roja” y la “pelota no roja”, una vez aprendido este concepto pasamos a trabajar añadiendo un color más.

Pero para que no resulte tan aburrido, aquí os proponemos una serie de juegos que os ayudarán a que esta tarea se aprenda de forma divertida.

  • Los colores del día a día. Añadir a los pequeños gestos cotidianos, además del objeto, el color que lo acompaña. ‘Estos calcetines son de color verde’, ‘coge la chaqueta azul’…
  • Buscar el objeto. Meter en una caja diferentes objetos de distintos colores y pedirle que los saque según su nombre y tonalidad: ‘la pelota amarilla’, ‘el lápiz rojo’…
  • El color del día. Hoy parece que ha amanecido verde, por ejemplo. Elegir un color para ese día en concreto, vestirlo con ese color, hacer que haga un dibujo con ese color, …
  • Torres de igual color. Las piezas de construcción que usan para jugar son ideales para este juego, ya que les pediremos que nos construyan una torre con cada una de las distintas tonalidades que contienen las piezas.
  • Veo, veo. El clásico juego de encontrar objetos con la vista pero, esta vez, además los vamos a relacionar con un único color: semáforo verde, árbol verde, papelera verde…

Vía | Guía del Niño

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *