21 noviembre 2009 Consejos, Embarazo

aparatos cotidianos que asustan a las embarazadas

Cuando estamos embarazadas toda nuestra obsesión se centra en tener el máximo cuidado para que nuestro pequeño no se encuentre con problemas en su desarrollo. Por eso, por regla general, llevamos especial cuidado en la alimentación, en los medicamentos y, también, con todos aquellos aparatos que, aun siendo cotidianos en nuestro hogar o en nuestro lugar de trabajo, pueden alterar o provocar ciertas anomalías en el perfecto crecimiento de nuestro bebé.

Hace unos días hablábamos de las radiaciones que algunos aparatos pueden provocar y resultar perjudiciales. Pero, salvo en casos muy extremos y tratándose de aparatos muy complejos, nuestra vida cotidiana no tiene por qué verse alterada. De todos modos son muchas las leyendas que circulan y aquí os vamos a contar las más usuales.

El horno microondas. Es uno de los electrodomésticos más habituales en los hogares actuales ya que nos permite tratar los alimentos a velocidades muy rápidas. No existen estudios que demuestren que tenga un especial perjuicio pero, tratándose de un aparato, más o menos, novedoso, siempre es mejor mantener ciertas precauciones. Por ejemplo debemos asegurarnos que la puerta cierra de forma hermética y también es interesante no colocarse frente a él mientras está en funcionamiento. Por aquello del “más vale prevenir”.

Mantas eléctricas. Sin lugar a dudas es mucho mejor que busques el calor humano del futuro papá o que calientes la cama antes de acostarte. Aunque no existe peligro, sí debes controlar la temperatura que elijas ya que si es excesiva puedes dañar al bebé. Tampoco son recomendables las bolsas de agua caliente para acostarte, ya que se pueden pinchar y provocarte quemaduras.

Fotocopiadoras y Ordenadores. No existen estudios que demuestren que el uso de estos aparatos durante el embarazo puedan perjudicar al feto. Además las radiaciones que puedan emitir son tan bajas que apenas son perceptibles.

Teléfonos móviles. En este caso tampoco se ha realizado investigaciones concluyentes que determinen que las antenas o teléfonos móviles resulten perjudiciales. Lo que sí existe es, en la mayoría de países, legislaciones que limitan la cantidad de radiofrecuencias generadas por esta tecnología para reducir cualquier tipo de riesgo.

Vía | Babysitio

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • casandra garza

    que pasa si cuando uso la laptop la tengo muy cerca de el vientre o incluso me la pongo en el vientre?

  • Sacra

    Casandra: no se ha demostrado que el uso de ordenadores traiga ningún perjuicio en el desarrollo del embarazo. Como ya hemos comentado en el artículo, la emisión de radiaciones es mínima por lo que apenas son perceptibles. De todos modos, ante cualquier duda, lo mejor es que lo consultes con tu ginecólogo o médico de cabecera.
    Un saludo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 noviembre 2009
  2. Las antenas de telefonía parecen seguras en el embarazo 26 junio 2010
  3. Sauna y jacuzzi durante el embarazo 9 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *