19 abril 2017 Embarazo, Salud

antidepresivos y embarazo

Tomar medicamentos durante la gestación no es, para nada, recomendable. Estos productos químicos, que pueden tratar distintas dolencias o problemas de salud, suelen tener un efecto perjudicial en el bebé que está en pleno crecimiento. Sin embargo hay patologías maternas que, incluso estado embarazada, no deben dejar de ser tratadas. La respuesta siempre estará en nuestro médico que será el especialista en valorar sus efectos contrarios, en el caso de que los hubiera.

Durante mucho tiempo se ha pensado que tomar antidepresivos, durante el primer trimestre de la gestación, resultaba ser nocivo para el bebé, asociándolo con un mayor riesgo de que, en un futuro, pudiera tener autismo u otros trastornos como la hiperactividad o TDAH, algo que han desmontado dos estudios recientes publicados en la revista “JAMA”.

Los antidepresivos en el embarazo ¿aumentan los riesgos de autismo?

Según los datos que se manejan, entre un 6 y un 10 por ciento de las embarazadas toman antidepresivos a lo largo de la gestación, bien porque anteriormente ya lo tomaban, o porque esta nueva situación en su vida les ha supuesto una angustia añadida en la que, además, lleva asociada esa revolución hormonal a la que se enfrenta toda gestante.

Lo cierto y verdad es que, hasta el momento y según opiniones y alguna que otra investigación, tomar estos fármacos durante los primeros meses del embarazo aumentaban los riesgos de que nuestro bebé desarrollara autismo u otros problemas asociados como el TDAH. Es así como dos universidades han unido sus investigaciones, creando dos líneas de estudio diferentes, aunque complementarias, con el fin de determinar si es veraz esta información.

Son más seguros de lo que pudiera parecer

La primera investigación nos llega desde el Hospital Universitario de la Mujer en Toronto, Canadá. Para llevar a cabo su estudio hicieron el seguimiento a casi 36 mil niños a lo largo de cinco años. Según los datos un 7,9 por ciento del total de bebés fueron diagnosticados como autistas, un 2 por ciento de ellos, sus madres habían tomado antidepresivos en la gestación.

Según los expertos, esta cifra podría ser significativa si no fuera porque al asociar otros factores como la herencia genética o la edad materna, eran mucho más influyentes que la medicación en sí misma. Por lo tanto han determinado que los antidepresivos son más seguros de lo que se esperaba hasta el momento.

bebe autista

Ligero aumento de parto prematuro al tomar antidepresivos

El segundo estudio llega desde la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, se tomaron como muestra los historiales médicos de 1,5 millones de niños nacidos en Suecia entre los años 1996 y 2012. De nuevo se volvió a comparar la toma de este tipo de fármaco con los trastornos que podía desarrollar el bebé a lo largo de su vida, comprobando que no existía un aumento en temas como el autismo o la hiperactividad.

Sin embargo, sí se comprobó que existía un ligero aumento en el riesgo de parto prematuro en aquellas madres que, al menos durante el primer trimestre de embarazo, habían tomado antidepresivos.

Vía | Correo farmacéutico
Fotos | Materlife y Dejémosles crecer

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *