18 junio 2016 Salud

flora intestinal

En los últimos tiempos los estudios científicos se están centrando en el desarrollo del bebé en el vientre materno y el impacto, que ciertos hábitos, consumos o circunstancias del nacimiento, provocan en su salud y que le acompañarán durante toda su vida. Pero poco se ha descubierto sobre la flora intestinal, a la que apenas se le ha dado importancia, y que no sólo es la responsable de trastornos digestivos, también tiene una responsabilidad en enfermedades más importantes.

La flora intestinal tiene un papel muy importante en el desarrollo del sistema inmunológico y apenas se ha estudiado sobre como se desarrolla. Dos estudios realizados recientemente en bebés, ha comprobado como sus primeros años de vida son vitales para que su flora intestinal se consolide en perfecto estado. Tanto el uso de antibióticos como el nacimiento por cesárea, al parecer, tienen un efecto directo en la maduración de la microbiota intestinal.

El primero de los estudios analizó los cambios bacterianos que se producían en los bebés a lo largo de sus dos primeros años de vida. El resultado fue claro al comprobar que aquellos niños que habían seguido algún tratamiento con antibióticos tardaba más en madurar su flora intestinal. De hecho, los antibióticos desestabilizan la comunidad de bacterias que existen en el intestino, siendo más vulnerables al ataque de los virus.

El segundo estudio comprobó que los niños que habían nacido por cesárea también presentaban una población bacteriana distinta a aquellos que habían nacido por parto natural. Algunas bacterias, de familias determinadas, presentaban niveles más bajos, precisamente las que trabajan sobre la inmunidad en el intestino. Quizás se debe a que no están expuestos, en el momento del parto, a las bacterias existentes en el canal de nacimiento de la madre.

Vía | 20 minutos
Foto | Avistamientos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *