2 noviembre 2017 Noticias

llanto del bebé y reacción materna

Con la llegada del bebé, especialmente cuando es el primero, llegan también un buen número de dudas y preguntas que no tienen respuesta, o al menos así lo imaginamos. Cada niño es un mundo y su comportamiento es totalmente distinto al de otro, así que intentar encontrar una similitud entre ambos no siempre es lo más conveniente, si a eso sumamos nuestra propia inseguridad y el peso de la responsabilidad ante la crianza, entonces nos podemos encontrar con una auténtica bomba emocional que tendremos que gestionar como mejor podamos.

Uno de esos grandes enigmas con el que nos topamos es el llanto del bebé. Es evidente que nuestro peque todavía no puede expresarse con palabras, así que es el llanto su vía de comunicación más directa. Pero ¿qué necesita cuando llora? y, lo que es mejor, ¿cómo logramos calmarlo?, ¿cuál es nuestra reacción? Según una investigación, aunque pueda parecer extraño, todas las madres del mundo reaccionamos del mismo modo.

Levantar, sostener y hablar con el pequeño

La investigación ha corrido a cargo de un grupo de científicos de distintas nacionalidades, aunque liderados por expertos del Instituto de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver de Estados Unidos. Para llevarlo a cabo se ha analizado el comportamiento de 684 madres pertenecientes a 11 países distintos, cuyos hijos tenían una media de 5 meses.

Todas las madres, independientemente de su procedencia y cultura, presentaban la misma reacción ante el llanto de sus bebés, haciéndolo en tres pasos idénticos: levantar, sostener y hablar con el pequeño.

hablando al bebé

La respuesta está en el cerebro

Para comprobar qué era lo que sucedía en el organismo de la madre que va a socorrer a su bebé, se tomaron distintas imágenes del cerebro materno y del comportamiento, utilizando resonancias magnéticas funcionales. Es ahí cuando se comprobó que el llanto del bebé activa ciertas zonas cerebrales que les empujaban a levantarse y hablar.

Según los autores de este informe, el hecho de que esta reacción materna tenga una base neurológica, permite conocer el estado mental de los cuidadores y si son aptos para ello. De esta forma se garantiza la seguridad del bebé y, al mismo tiempo, resulta más sencillo poder localizar a esos cuidadores ligados al maltrato infantil u otros gestos problemáticos.

Vía | RTVE
Fotos | Facilísimo y Chocolat baby

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *