21 septiembre 2010 Noticias, Salud

Con un año ha superado una meningitis y SIETE infartos seguidos
Aunque parezca mentira es verdad. Ha sido en Inglaterra donde ya lo han tildado de ‘milagro’. Un niño con apenas un añito y aquejado de una meningitis llegó a sufrir siete ataques al corazón seguidos en una misma noche. A causa de uno de ellos, el bebé permaneció clínicamente muerto durante 12 minutos. Ocurrió la noche del 4 de julio, hoy casi tres meses después le resta una revisión para poder marcharse a su casa.

Sin duda, ha sido un milagro que haya sobrevivido y que se le vea tan feliz como aparece en la imagen de arriba. El niño es Ivan Cawley y de él se llegaron a despedir sus padres esa fatídica noche, después de que los médicos que le atendían les dijeran que el pequeño tenía pocas posibilidades de sobrevivir.

De hecho, el niño quedó paralizado y fue conectado a un ventilador mecánico, tal como explicó su madre al diario Daily Mail. Pese a lo que pueda parecer, el niño nació sano y fue después de muchos meses cuando cayó enfermo.

La noche que nunca olvidarán, los padres relatan que acostaron al niño como de costumbre, y de madrugada lo encontraron nadando en sudor y con mucha fiebre. Tras llevarle al hospital, a Ivan le empezaron a salir manchas por todo el cuerpo. Poco después su organismo empezó a fallar.

Durante las siguientes ocho horas, el pequeño sufrió siete infartos de miocardio seguidos, después de los cuales se recuperaba paulatinamente gracias al oxígeno y a los masajes cardiopulmonares que le administraron.

La semana siguiente la pasó en cuidados intensivos conectado a un respirador artificial. Después empezó a respirar por sí mismo y a recuperarse poco a poco. Hoy sus padres y los médicos que le atendieron pueden contar que todo ha quedado en un buen susto.

Vía | Daily Mail (en inglés)

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *