23 marzo 2009 Consejos, Nutrición

Sushi
El anisakis es un gusano parasitario muy pequeño, que anida en los mamíferos marinos. Los huevos del parásito son ingeridos por pequeños crustáceos que a su vez sirven de alimento a otros peces y cefalópodos como la sepia y el calamar, en los que maduran las larvas. El intestino de los grandes peces y los mamíferos marinos son el destino final de estos gusanos y donde se desarrollan para convertirse en gusanos adultos. Los huevos son expulsados con las heces del huésped comenzando de nuevo el ciclo. El hombre se puede infectar al alimentarse de pescado crudo o poco cocinado.

Entre el 40 y el 80 por ciento de los peces marinos están parasitados por larvas de anisakis. Es raro encontrarlas en peces de agua dulce, lo que sucede en aquellos que han sido alimentados con desechos marinos. Las especies más parasitadas de nuestro entorno son bacalao, sardina, boquerón, arenque, merluza, caballa, jurel, fletán, rodaballo… y el calamar entre los cefalópodos. El pescado eviscerado en alta mar presenta menos parásitos que los capturados en la costa.

Es posible ingerir la larva y no tener síntomas, pero también pueden aparecer dos tipos de patología:

      Anisakiasis o Anisakidosis. Se produce por la ingestión de las larvas vivas. Puede provocar dolor de tripa intenso unos días después de ingerir pesado. También pueden aparecer vómitos, diarrea e incluso sangrado digestivo. No precisa tratamiento excepto para quitar los síntomas.
      Alergia al anisakis. El parásito vivo o muerto, puede provocar alergia en algunas personas. Los síntomas varían del picor y la aparición de habones en la piel, a picor de nariz y ojos con estornudos y conjuntivitis, crisis asmática y en raras ocasiones una reacción alérgica grave.

Las recomendaciones para evitar la infestación por anisakis son:

  • Congelar al menos 24 horas (mejor 48 horas) a -20º, el pescado destinado a ser ingerido crudo. En nuestra cocina hay que tener esta precaución con los boquerones en vinagre.
  • Cocinar mínimo a 63º el pescado marino, al menos durante 15 segundos.
  • En el microondas mantener el pescado al menos 15 segundos a 74º, cubrir y rotar las piezas durante su calentamiento y dejar reposar el alimento cocinado durante 2 minutos.

Si tu niño ha sido diagnosticado de alergia al anisakis, es el alergólogo el que te informará de los cuidados necesarios para evitar que vuelva a comerlo y que hacer si sucede.

Vía | Consumer
Más información | Asociación Española de Pediatría

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Reaparición del parásito Anisakis 4 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *