3 agosto 2009 Noticias, Parto

La anestesia no afecta al cerebro de los bebés nacidos por cesárea
Una investigación reciente ha comprobado que los bebés que fueron expuestos a la anestesia durante el nacimiento por cesárea, no tienen mayor riesgo de desarrollar problemas de aprendizaje que los nacidos por parto vaginal. El estudio se ha realizado para reconfirmar que no hay problema con la anestesia durante el parto. El mismo equipo fue el que publicó la investigación sobre los problemas que puede causar la anestesia general reiterada a los menores de 4 años.

El Dr. Juraj Sprung, profesor de anestesiología en la Clínica Mayo de Rochester y autor principal del estudio concluye que, “Parece que la exposición única a la anestesia, incluso durante el preparto y el parto, no causa nigún efecto adverso en el desarrollo del cerebro”.

Alrededor de un 20 por ciento de los niños cuyas madres necesitaron anestesia general para una cesárea, desarrollaron problemas de aprendizaje, incluyendo problemas con la lectura, la escritura o las matemáticas, a los 19 años. Es el mismo porcentaje que los niños nacidos de madres con parto vaginal, algunas de la cuales recibió la epidural para aliviar el dolor.

Los investigadores revisaron el historial médico y colegial de 5.320 niños nacidos entre 1976 y 1982 en un pueblo de Minnesotta, y que siguieron viviendo en él al menos hasta los 5 años. El grupo incluía 497 niños que habían nacido por cesárea, 193 de ellos con anestesia general y 304 con anestesia regional (epidural). En total 921 de estos niños fueron diagnosticados con retraso en el aprendizaje a los 19 años.

Los autores comprobaron que el 20,8 por ciento de los niños nacidos por vía vaginal, con o sin anestesia habían mostrado problemas de aprendizaje, mientras que el porcentaje de niños con este problema nacidos por cesárea con anestesia general fue del 19,4 por ciento. Pero lo más sorprendente fue, que en el caso de cesáreas con anestesia regional (epidural) el porcentaje de niños con retrasos en el aprendizaje fue de sólo el 15,2 por ciento.

El Dr. Sprung supone que la reducción de la incidencia puede relacionarse con el hecho de que la anestesia epidural es más efectiva que la general bloqueando las hormonas del estrés, que normalmente produce la madre durante el parto. Esas hormonas se suelen transferir al bebé y pueden tener efectos adversos en su cerebro. Y añadió ” Esto nos ha tomado por sorpresa, es bastante fascinante”.

Vía | The New York Times (en inglés)
Imagen | Mamá Novata

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 agosto 2009
  2. El miedo a la anestesia en los pequeños 8 febrero 2011
  3. Ventajas y desventajas de la epidural 1 marzo 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *