2 diciembre 2016 Noticias

anciano teje gorros prematuros

Bien es cierto que el ser humano tiene unas capacidades ilimitadas para llevar a cabo todo lo que se propone. Tanto es así que ni siquiera la edad llega a ser un impedimento para cumplir algunos sueños, pero si ese avance en nuestras enseñanzas vienen acompañado, además, de un gesto solidario, entonces resulta ser todo un gesto inigualable de amor.

Es así como hoy nos hemos topado con Ed Moseley, un anciano de 86 años, ingeniero jubilado que un buen día descubrió el placer de tejer. Ocupación que no tendría nada de especial si no fuera porque sus creaciones son todo gorritos destinados a proteger las cabecitas de los bebés que nacen prematuramente.

Ed Moseley vive en Atlanta, Estados Unidos, y cerca de su hogar existe un centro de asistencia en el que los usuarios se entretenían tejiendo prendas de vestir. Es entonces cuando le surgió la genial idea: aprender a tejer y realizar gorros para enviarlos a los hospitales con el fin de cubrir la cabecita de los niños que nacen antes de tiempo.

Es así como Ed pidió ayuda a su hija para que le enseñara, se compró algunas revistas en las que venían distintos modelos y se puso manos a la obra. Según cuenta su primera creación fue excesivamente laboriosa y tuvo que emplear demasiado tiempo. En cambio, ahora, en una hora y media puede ya tener su gorrito hecho y listo para ser enviado a la maternidad.

Hasta el momento ya ha realizado unos cincuenta gorritos, y tal es el placer que le proporciona, que piensa seguir con su labor, por lo que se ha puesto una cantidad de treinta gorros al mes.

Vía | Boredpanda

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *