21 febrero 2013 Noticias, Opinión

El amor afecta al cerebro del bebé
Todos sabemos que todo ser humano que se siente querido, protegido y amado, desarrolla una serie de cualidades emocionales y espirituales que le hacen ser más feliz, más libre y estar en conexión con el resto de sus semejantes y su entorno. Pero ahora, además, después de un concienzudo estudio universitario, se ha demostrado que no solo el amor afecta a su desarrollo emocional, si no también a otras partes físicas, especialmente a su cerebro.

Psiquiatras infantiles y neurocientíficos de la Universidad de Medicina de Whasington, después de arduas investigaciones, han logrado encontrar una serie de características específicas dependiendo del nivel emocional al que han vivido distintos bebés. Así han encontrado que el cerebro de aquellos niños que han sufrido maltratos, abusos o negligencias graves, tiene un tamaño menor que aquellos otros que han sido cuidados y mimados con amor y ternura.

Así encontraron que aquellos niños que habían sido criados en un ambiente armonioso y correcto, tenían el hipocampo más grande, algo que les va a servir positivamente para el desarrollo de la memoria, siendo clave para el aprendizaje. Además el hecho de tener el cerebro más grande es síntoma de mayor inteligencia y mayores habilidades sociales. No en vano, aquellos pequeños que sufrieron el desapego o distintos maltratos, son más propensos a desarrollar comportamientos violentos con falta de empatía.

Afortunadamente, cada vez más se están descubriendo nuevos beneficios que el amor produce en los seres humanos. Así dejará de ser una utopía o la letra de un bolero, para convertirse en la auténtica medicina que nos mueve.

Vía | Padres o nones
Foto | El universal

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *