15 noviembre 2017 Lactancia

amamantar al bebé y eccema

Son muchos los beneficios que recibe el bebé cuando es alimentado con leche materna. Cada día se descubren más ventajas que repercuten en su salud, no sólo física, sino también mental, además de estrechar los lazos afectivos entre la madre y el hijo. A todos ellos ahora viene a unirse un nuevo beneficio: amamantar a tu bebé le evita el eccema llegado a la adolescencia.

Así lo ha comprobado un estudio realizado por investigadores del King’s College de Londres, y las Universidades de Harvard, Bristol y McGuill, en Reino Unido. Según se ha podido demostrar: los bebés que han sido alimentados con leche materna, durante un largo periodo de tiempo, tienen el 54 por ciento menos de probabilidades de sufrir eccema llegados a la adolescencia.

La leche materna protege del eccema en la infancia y en la adolescencia

La investigación se ha basado tras estudiar a 13.557 adolescentes bielorrusos que ya fueron examinados en el momento del nacimiento, al mismo tiempo que se comprobaba la alimentación que recibían, en los siguientes años, hasta cumplir los 16. Las conclusiones y análisis de estos datos se han comparado y publicado veinte años después.

Se pudo comprobar que durante los primeros años del bebé, la leche materna ya ejercía un papel protector en cuanto a las afecciones cutáneas que pudieran aparecer. Lo sorprendente es que 16 años después, ese efecto protector seguía vigente, consiguiendo que aquellos bebés que habían sido amamantados estuvieran, en su gran mayoría, libres del característico eccema que aparece en la adolescencia.

Eccema infantil

La leche materna único alimento para los bebés

El eccema es una enfermedad de la piel cuya característica principal es la aparición de unas manchas rojas que producen una fuerte picazón. Además hace que la piel se encuentre muy seca, provocando distintas señales y grietas. Según los datos, en los países desarrollados, afecta a uno de cada cinco niños, y a uno de cada diez adultos. Siendo más habitual en la etapa de la adolescencia, quizás por los cambios hormonales que se producen.

Con este estudio, además, se ha querido las innumerables ventajas que tiene la leche materna, y la necesidad de alimentar al recién nacido con ella. Según la OMS, si todos los niños fueran amamantados, se salvarían cada año 820 mil vidas infantiles. Sin embargo, en la actualidad, solo el 40 por ciento de los menores de 6 meses reciben leche materna.

Vía | Tendencias 21
Fotos | Maternidad fácil y Bezzia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *