24 marzo 2010 Padres y madres, Recién Nacido, Salud

Alteraciones hormonales: Sangrado vaginal en la recién nacida
Durante el embarazo el bebé está expuesto a las hormonas de su madre que atraviesan la placenta y, en ocasiones, al nacer conserva algunas. No tiene ninguna importancia, puesto que ya no las necesita, en unos días o semanas las eliminará completamente. Pero mientras eso sucede pueden tener algún efecto en los recién nacidos y si no se sabe los padres se pueden asustar.

Las niñas pueden tener flujo (leucorrea fisiológica) e incluso un pequeño sangrado vaginal, como un hilillo de sangre. Como hemos dicho no es ningún problema, en un máximo de dos meses dejará de ocurrir. A pesar de lo que pueda parecernos es algo relativamente frecuente, tanto que los pediatras suelen avisar a los padres por si ocurre. Otra de las consecuencias de las hormonas maternas en la vagina es la estimulación de los labios que pueden estar un poco abultados. De nuevo, es algo que desaparecerá en poco tiempo, en cuanto el cuerpo de la pequeña elimine todos los estrógenos.

Tanto en niñas como en niños, el pecho o los pezones pueden inflamarse como consecuencia de la acción de las hormonas. En algunos casos los pequeños llegan a segregar un líquido blanquecino llamado leche de brujas, de apariencia similar a la leche. Todo ello desaparece por sí mismo en unas semanas. No deben tocarse ni estrujarse las mamas porque se les puede provocar una infección subcutánea que sí sería una complicación.

Si te sucede no te asustes y si tienes dudas consúltalo con el pediatra, te dirá que en unos días todo habrá vuelto a la normalidad.

Más información | Medline Plus
Foto | Flickr-Kirikou

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *