21 enero 2017 Nutrición

alimentos integrales para bebé

En los últimos tiempos la necesidad de alimentarnos de una forma más sana, equilibrada y segura, se ha convertido en una prioridad en la mayoría de familias. Aunque en algunos casos, casi, podría parecer una moda impuesta por el culto a la belleza física, a veces desmesurada, en realidad lleva mucha más verdad de lo que a simple vista pudiera parecer.

Los alimentos integrales, especialmente aquellos que están compuestos por cereales sin refinar, tal y como nos lo da la naturaleza y sin ser procesados, los asociamos con personas adultas, y mucho más con aquellas que tienen que llevar una dieta alimentaria estricta, bien por enfermedad o por perder peso. Sin embargo, estos productos integrales son sanos y adecuados para cualquier edad y constitución física, incluso para los bebés.

Más vitaminas y nutrientes para los alimentos integrales

Según los expertos en nutrición, los alimentos integrales ofrecen mucho más aporte nutritivo que aquellos otros que han sido sometidos al proceso de refinado o alteración de su propia naturaleza. Cuando estos alimentos, sobre todo cereales, se encuentran en su estado natural el aporte de vitaminas y minerales es directo, de igual modo que son fuentes perfectas de fibra, algo que nuestro sistema digestivo agradece, sobre todo en aquellos niños que tienen problemas de estreñimiento.

Los primeros alimentos integrales que va a tomar nuestro bebé será en forma de cereales y sus papillas. El pediatra es el que nos va a ir indicando cuándo podemos hacerlo y el orden a seguir, con el fin de detectar cualquier intolerancia que se pueda presentar.

Para asegurarte de que esos cereales son realmente integrales, y no han pasado por ningún tipo de manipulación, es preferible que los compres en tiendas especializadas donde te ofrecen alimentos biológicos. La mayoría de los integrales que aparecen en los supermercados no son del todo “puros”, ya que sí se someten a distintos tratamientos que pueden restar sus beneficios.

pastas integrales

Mejor a partir del año y observando si le sientan bien

Aunque los cereales integrales no tienen que causar ningún problema, y al igual que el resto de alimentos que vamos incorporando en la dieta de nuestro bebé, hay que observar con detenimiento si existe algún tipo de rechazo, no tanto por su propio organismo, si no también por sus gustos personales.

Para asegurarte que no le sientan mal, mejor esperarse a partir del año. Puedes empezar con el pan, las pastas como los fideos, macarrones… y también el arroz. Si ves que después de tomarlo no se encuentra bien o aparecen problemas como la diarrea, mejor no seguir con ellos, puede ser síntoma de que su estómago no está preparado, todavía, para ellos.

Vía | Ser Padres
Fotos | Entre chiquitines y Mundo alimentos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *