16 marzo 2016 Consejos, Nutrición

alimentos cenas niños

¿Sabías que la alimentación de los niños puede estar relacionada, también, con el sueño y el descanso? Son muchos los papás que se quejan que sus peques, después de cenar, se sienten más activos, como si el cansancio de todo el día desapareciera y quisieran, de nuevo, lanzarse al juego o a la actividad más frenética. Además de otros componentes, como puede haber sido una larga siesta o el exceso de estímulos lúdicos, los alimentos que toman para la cena pueden tener parte de culpa.

Por eso es importante sabes cuales son esos alimentos que “despiertan” a tu hijo, aportándoles una dosis extra de energía. Evidentemente, no hay que suprimirlos de su dieta, simplemente evitarlos en la última comida del día. ¿Quieres conocerlos?

  • Queso: contiene un aminoácido llamado tiramina cuya misión principal es activar el cerebro, así que mejor evitarlo por la noche.
  • Tomate: puede parecer extraño ya que se trata de una de las verduras con mayores propiedades nutritivas, pero por la noche puede resultar demasiado ácido, lo que le provocará algunas molestias estomacales, impidiéndoles conciliar el sueño. Revisa también las frutas ácidas como la lima o la naranja.
  • Chocolate: si bien una pequeña dosis de este alimento es ideal a lo largo del día, no es aconsejable que sea por la noche. El chocolate tiene unos componentes especiales que dan una gran dosis de energía, consiguiendo que el cerebro se ponga en marcha y necesite actividad. Mucho mejor dárselo por la mañana, para que empiece el día con fuerza y buen ánimo.
  • Alimentos con mucha agua: la piña, el pepino o la sandía, son alimentos ideales para los niños pero desaconsejados para tomar por la noche ya que contienen mucha agua. Tomarlos por la noche les obligará a estar levantándose para ir al baño de forma más continuada.

Vía | Baby Affinity
Foto | Pixabay – Speaknow

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *