3 julio 2009 Lactancia, Recién Nacido, Salud

Probióticosparabebés

La ESPGHAN (Sociedad Europea de gastroenterología, hepatología y nutrición pediátrica), aún no apoya su utilización por falta de estudios que los acrediten, pero las investigaciones concretas han demostrado sus propiedades. Parecen ser eficaces en casos de enterocolitis necrotizante, grave enfermedad que afecta a muchos recién nacidos, sobre todo prematuros.

Los probióticos son cultivos controlados de bacterias, utilizadas en la industria para enriquecer la composición de los alimentos, ya que tras ser ingeridos, renuevan y revitalizan la flora intestinal normal; los más comunes son los pertenecientes a los grupos de lactobacilos y bifidobacterias.

Como bien sabemos, la leche materna es una de las mayores fuentes alimenticias que los niños pueden recibir y dista mucho de las fórmulas lactales que se encuentran en el mercado; por este motivo se estudia la viabilidad de enriquecer las fórmulas lactales con cultivos probióticos. Hasta el momento, se ha comprobado que disminuyen los episodios de diarrea y la duración de los mismos, en los niños que han participado de los estudios y han sido alimentados con este tipo de leche.

Por otra parte, las investigaciones que se refieren al uso de los lactobacilos administrados en la leche a recién nacidos prematuros en fase inicial de enterocolitis necrotizante, han demostrado a su vez que impiden el desarrollo de la enfermedad; al parecer, en los bebés prematuros existe un desequilibrio de la colonización intestinal, y pocas defensas en la mucosa, razón por la cuál los episodios de diarrea alcanzan dimensiones severas, con respuesta inflamatoria exagerada.

Por tales motivos, y teniendo en cuenta que los bebé prematuros tienen un sistema inmunológico débil e inmaduro, la ESPGHAN espera tener más estudios que den sopote a la eficacia de los probióticos en recién nacidos, sin correr el riesgo de que potencien infecciones o enfermedades congénitas en inmunocomprometidos.

Fuente l Manual de bacteriología-Lactobacilos en infantes

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *