17 marzo 2010 Consejos, Entretenimiento, Noticias, Ocio, Padres y madres

Algunos pasajeros prohibirían volar a bebés y niños
Hace unos días en la web de la CNN contaban que se había expulsado a un pasajero de un avión por su olor. El debate entre los lectores derivó en otro, los niños y bebés durante el vuelo. De forma similar a lo que ocurre con los hoteles, algunos pasajeros piensan que no se debería dejar volar a los pequeños en viajes largos. Otros por el contrario, entienden que son niños, pero en lo que todos parecen coincidir es que son los padres los que deberían controlarlos.

Un bebé puede llorar porque le molesten los oídos en el despegue, por que le asusten los ruidos del avión o por cualquier otro motivo, que para eso es un bebé. Un niño más mayorcito se cansará pronto de estar sentado y quietecito. Como ya lo sabemos, hay que intentar prevenir y se debería evitar que molesten al resto del pasaje. Dejar que el niño corra por el pasillo a su aire es una falta de educación, por muy niño que sea.

Estar las nueve o diez horas de viaje controlando al bebé o a niño es agotador, pero son nuestros hijos y cuando planeamos el viaje ya lo podíamos imaginar. Quien no tiene porque soportarlo son nuestros vecinos de asiento. Es cierto que los niños son activos, curiosos y a veces ruidosos, y que nadie puede pretender que se comporten como adultos (algunos mayores son peores que los niños). Pero hay actitudes que se salen de lo normal, como lo de las carreras, las patadas al asiento delantero o los gritos. Los pasajeros serán más comprensivos si ven que nos esforzamos por ayudar al niño a estar mejor.

En la propia página de CNN dan algunos consejos para tener un mejor vuelo con los peques:

  • Si al bebé le molestan los cambios de presión dale algo para succionar, el chupete o un biberón. A mí me funcionaba poniéndole el chupete justo antes del despegue, los primeros chupetones son más ansiosos y le destaponan los oiditos. Si el niño es más mayor puedes darle un caramelo, tendrá el mismo efecto.
  • Siempre que puedas compra un asiento al bebé en lugar de llevarlo en brazos. Es más seguro y tienes más espacio para manejarte.
  • No le des medicamentos al niño para sedarle, ni siquiera los que sabes que provocan sueño. Si lo piensas coméntalo primero con el médico, puede ser peligroso.
  • Lleva una bolsa con juguetes, cambio de ropa, pañales, etc. Para los mayores puedes llevar juguetes o libros que no hayan visto antes, algún reproductor de música o vídeo, o un regalito para cada hora o dos horas de viaje. Así les mantendrás expectantes.
  • Si el peque no se calma intenta darle un paseo en brazos por el pasillo del avión. También te vendrá bien para mover las piernas. A los niños acompáñales en los paseos, así te asegurarás de que no molestan a nadie.
  • Intenta calmar a los niños, el pasaje agradecerá tu esfuerzo y causarás simpatía
  • Si a tu hijo le da por pegar patadas al asiento delantero, pon una bolsa entre sus piernas y el asiento para que la golpee y no moleste al vecino.
  • Al bebé no podrás pero con el niño habla antes del viaje, explicalé como es y lo que esperas de él. Ofrécele un premio o un castigo según su comportamiento para cuando termine el vuelo.

Si no has volado aún con tus hijos, tienes que saber que es agotador, pero merece la pena y los vuelos hoy día ofrecen muchas opciones para poder entretenerlos.

Vía | CNN
Foto | Flickr-Cinealoido

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los niños chillones pueden ser expulsados del local 11 septiembre 2010
  2. Restaurantes sin peques en Bilbao 28 agosto 2011
  3. Los niños son la mayor molestia en un avión 11 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *