27 mayo 2016 Nutrición, Salud

alergia al marisco

El marisco es uno de esos alimentos que no suelen consumir los niños con asiduidad debido a su dificultad en la manipulación, la escasez en el mercado o los elevados precios que, habitualmente, suelen tener. De todos modos, en la actualidad, aparecen en muchos platos preparados acompañando a otros alimentos. No podemos olvidar que contienen nutrientes muy importantes y apenas aportan calorías, por lo que suelen estar presentes en las dietas equilibradas, perfectas para el desarrollo de los más pequeños.

Pero el marisco, junto al pescado, es de los alimentos que más problemas de alergia provocan, siendo su reacción instantánea y, dependiendo del grado de intolerancia, provocando diversos problemas que pueden llegar a ser muy graves.

Son muchas las variedades que encontramos relacionadas con el marisco, de esta forma no tiene nada que ver una gamba con un mejillón o un calamar, sin embargo todos se aglutinan bajo este título. De todos ellos los que más reacciones provocan son los crustáceos: gambas, langosta, langostino, cigala, nécora… Tras ellos nos encontramos con los mariscos de concha o bivalvos: mejillón, almeja, ostra… En tercer lugar los gasterópodos como los caracoles o los bígaros. Finalizando con los cefalópodos, que son los que menos problemas causan: calamar, sepia, pulpo…

Dependiendo de la gravedad del caso, puede darse una reacción alérgica no sólo cuando se consume, si no también ante los mismos vapores de la cocción o del propio contacto con el alimento. Así los síntomas van desde una urticaria o sarpullido en la piel, hasta rinitis, asma o problemas estomacales.

Curiosamente la mayoría de niños y adultos que presentan intolerancia al marisco también tienen alergia al polvo y dermatitis atópica. La solución, como suele ocurrir en estos casos, es eliminar estos alimentos de la dieta, llevando mucho cuidado con los alimentos preparados y con nuestras visitas a los restaurantes, para los alérgicos más sensibles, incluso deben evitar el mismo aceite en el que se haya podido freír algún tipo de marisco.

Vía | AEPNAA
Foto | Pixabay – Nadine Noerle

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *