10 junio 2016 Nutrición, Salud

alergia aditivos alimentarios

En los últimos años el uso de los aditivos en la alimentación se ha generalizado de tal modo que, resulta raro, que no encontremos alimentos que estén libres de ellos. Generalmente no suelen provocar ningún problema para la salud pero, como suele ocurrir con cualquier otro tipo de alimento, pueden causar reacciones alérgicas que son rechazadas por el organismo y que provoca distintos problemas de salud.

Los aditivos alimentarios son esos componentes que han hecho avanzar el mundo de la alimentación, y especialmente su conservación, además de aportar unas características físicas que van desde el color, el sabor o el aroma. Según las cifras que se conocen en la actualidad, entre un 5 y un 10 por ciento de las urticarias crónicas que se presentan en los adultos se debe a estos componentes, mucho más graves si se presenta en los bebés.

Los distintos aditivos alimentarios que encontramos en la alimentación, especialmente la procesada, son:

  • Colorantes. Son los que varían el color y se suelen encontrar en la repostería y las mermeladas.
  • Antioxidantes. Evitan la oxidación y, por lo tanto, a que los alimentos duren más. Los encontramos en los aceites, los cereales y los aderezos para ensaladas.
  • Edulcorantes. Aportan dulzor y están presentes en productos bajos en calorías y para diabéticos.
  • Saborizantes. Como su nombre indica potencian el sabor y los encontramos en las sopas y las salsas.
  • Conservantes. Evitan que el alimento se deteriore así que están en los zumos de fruta, margarina o queso.
  • Emulsionantes. Son los que mantienen la textura y evitan que los ingredientes se dispersen, así que los encontrarás en la mayonesa y en los helados.
  • Espesantes. Resultan ser los que mantienen la textura más viscosa como sucede en los batidos o los aderezos.

Como suele suceder en el caso de alergias e intolerancias alimentarias lo mejor es eliminar de la dieta esos elementos causantes de las reacciones adversas. Nos ayudará mucho no ofrecer, en lo posible, alimentos procesados o industriales.

Vía | AEPNAA
Foto | Agroplace

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *