28 octubre 2009 Consejos, Embarazo, Opinión

embarazada

Todas las mujeres son las protagonistas y reinas durante su embarazo. De ellas depende que la dulce espera se convierta en un periodo de máximo bienestar y paz interior. Esta etapa es mejor vivirla con mucha serenidad, dejando de lado las complicaciones que se escapan a su manejo y que deben ser atendidas por el médico que las guiará de la mejor manera.

La futura mamá merece darse todos los gustos personales que ayuden a reconfortarla y a estabilizar sus emociones. Y todos los posibles mimos que necesitan son muy amplios y depende de los deseos más íntimos de cada mujer. Algunas las tranquiliza ver películas en la casa con el marido, otras quieren salir a cenar con amigos o cocinar par invitados. Están las que disfrutan viajando los fines de semana o un lugar tranquilo donde se sientan contenidas y en contacto con la naturaleza. Otras pasan el tiempo libre decorando el cuarto de su bebé.

Ante la aparición de los problemas que pueden ser ocasionados por el estrés diario deben tener secretos que favorecen volver a la calma. Por ejemplo practicar respiración profunda, darse una ducha caliente, o prepararse un rico té aromático. Recursos, para liberarse de los problemas y sostenes una dulce espera hay muchos.

Cuando aparecen sensaciones de desborde emocional, respira hondo varias veces, oxigenando el organismo, para disminuir la presión en el pecho, síntoma inmediato a la aparición de la angustia.

Buscar diariamente espacios que sean gratificantes. Regalarse horas del día para hacer algo que le dé placer, como caminar, escuchar música, pasear con una amiga, hablar por teléfono.

Es bueno, además, conectarse de forma fluida con el cuerpo uy la mente. Eso se puede hacer a través de la danza, el arte, el deporte o la cocina.

Fuente | Ahora Mamá

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *