20 julio 2009 Noticias, Recién Nacido, Salud

el agua del baño de los bebes contiene sustancias perjudiciales para su piel

Los productos comunes y sencillos que usamos para el baño diario de nuestro bebé, pueden contener los agentes que favorecen distintas afecciones en la piel de nuestro pequeño. Tanto es así que se podría hablar de que ese agua es una bomba química que amenaza, además, a su sistema inmunológico.

Un equipo de científicos de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la Universidad de Santiago de Compostela, ha encontrado al menos veinte fragancias alergénicas en los cosméticos que utilizamos en el aseo personal de nuestro bebé; ya sea champú, gel, cremas o lociones corporales. Este estudio se ha realizado en dos partes. En la primera de ellas se cotejaron ocho muestras de las que se descubrieron quince fragancias susceptibles de producir alergias. En una segunda fase, se aumentó el número de productos a analizar, comprobando que, efectivamente, las sustancias alérgicas crecían de forma alarmante.

María Llompart, coautora de este informe, se muestra preocupada con este descubrimiento ya que el nivel de agentes químicos es demasiado elevado para la piel de los más pequeños. “No es infrecuente que los bebés permanezcan hasta 15 minutos o más jugando cada día en el baño, y las vías de exposición a estos y otros ingredientes químicos no solo son por absorción dérmica sino, también por inhalación, y a menudo por ingestión, voluntaria o no”, comenta la doctora.

Estas sustancias están permitidas por la ley aunque el fabricante debe indicarlo en la etiqueta y no superar el porcentaje adecuado, de todos modos, Llompart afirma que su utilización excesiva puede causar dermatitis, eczemas y otros procesos alérgicos en los bebés, así como causar problemas en su sistema inmunitario y sistema nervioso central. Según afirma la investigadora, la legislación, en la mayoría de los casos, suele ir por detrás de los descubrimientos científicos. No sería el primer caso de tener que prohibir sustancias legales que, más tarde, se descubrió que provocaban ciertas anomalías.

Vía | La voz de Galicia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *