6 agosto 2017 Recién Nacido

Un problema de tipo hormonal

Un artículo más en el que hablaremos acerca del acné del recién nacido. Es frecuente que los bebés recién nacidos tengan granitos en la cara, generalmente este problema desaparece pasadas unas semanas.

Se estima que el 20 por ciento de los bebés pueden tener acné al llegar a la tercera semana de vida, este acné es conocido como ‘neonatorum’. Generalmente aparece en la zona de las mejillas, y solo en algunos casos en la frente. Seguramente el acné se ira por sí solo después de unos días.

Muchos profesionales consideran que solo se trata de un problema relacionado a los cambios hormonales que pasan tras el nacimiento y que nada tienen que ver con los cuidados del bebé ni con la nutrición. Por un efecto hormonal existe una producción defectuosa de las glándulas sebáceas de manera temporal, generando la aparición de las lesiones en la piel.

Solo se trata de un problema relacionado a los cambios hormonales que pasan tras el nacimiento.

El acné del bebé es sólo una disfunción generada en las glándulas sebáceas, como consecuencia a los cambios hormonales que suceden después del parto. También se pueden dar otros cambios como la miliaria, unos pequeños granitos de color blanco que aparecen alrededor de los ojos y en la zona de la nariz. La costra láctea es una especie de dermatitis seborreica que provoca la aparición de costras amarillentas o blanquecinas en su cuero cabelludo.

En el caso de que se tengan dudas o no se esté seguro que se está frente a un cuadro de acné del recién nacido se tendrá que consultar al pediatra. El acné puede aparecer en uno de cada cinco bebés y generalmente afecta más a los varones que a las niñas. Se presenta mediante pequeñas pústulas de color rojo con centro amarillentos. Algunos bebés ya nacen con acné, sino se podría desarrollar hacia la tercer semana de vida.

Los dermatólogos señalan que el acné del recién nacido es una variación del acné vulgar. En este caso no se necesitaría ningún tipo de tratamiento específico y no quedarían cicatrices. Pasadas algunas semanas los granitos desaparecerán por sí solos.

Existen algunos factores que podrían llegar a agravar este tipo de acné, por ejemplo la regurgitación de leche, la saliva del bebé, si se rascan los granitos o la exposición del bebé al humo del cigarrillo.

Vía | Onmeda
Foto | Pixabay – Public Domain Pictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *