15 marzo 2013 Otros, Salud

Los aceites esenciales y los bebés
La naturaleza tiene una infinidad de recursos que ofrecernos a fin de aliviar y cuidar de nuestra salud, algo que, si bien nos viene desde tiempos inmemoriales, también hemos ido perdiendo a lo largo del tiempo, de los cambios sociales, de los excesos consumistas y de nuestro progresivo alejamiento de la propia tierra. Ahora parece que existe un claro movimiento en favor al retorno de aquellas esencias curativas, como si quisiéramos retomar el camino de la madre Naturaleza.

Pero en todo movimiento que se inicia de forma masiva y, casi, involuntaria, hay que tener los ojos bien abiertos, especialmente porque estamos tratando con nuestra salud. La naturopatía, la aromaterapia, las flores de Bach, la homeopatía… todo son terapias naturales que pueden ayudarnos pero siempre aconsejados y vigilados por un profesional, especialmente si vamos a utilizarlas en niños.

Los aceites esenciales se obtienen de forma natural tras la destilación, mediante el vapor de agua, de las plantas aromáticas. Estas plantas contienen una esencia que suele tener una serie de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, pero ni todas sirven para lo mismo ni son apropiadas para los más pequeños. Aunque la mayoría de ellos se pueden utilizar sin ningún problema en bebés, incluso en embarazadas, es necesario consultar antes con un experto que nos aconseje de cuales son incompatibles. En el caso de los bebés, por ejemplo, hay que evitar aquellos que contienen determinadas moléculas tóxicas como los fenoles, eucaliptol y cetonas.

La mejor manera para utilizar estos aceites en los bebés es mediante un difusor. Son esos aparatos pequeños eléctricos que colocamos en cualquier enchufe de casa y va lanzando moléculas de esencia de forma continuada y en dosis muy bajas, con lo cual resulta totalmente inocuo pero efectivo para su salud. Se suelen utilizar para relajarse, problemas con el sueño o molestias con los cólicos.

Vía | La Vanguardia
Foto | La gran hora bruja

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *