7 septiembre 2017 Nutrición

aceite de palma y niños

La alimentación, especialmente la de los niños, está tomando una relevancia importantísima en los últimos tiempos. Y es que por fin parece que estamos siendo más conscientes del impacto que tiene en nuestra salud llevar una buena dieta. Ya hace algunas décadas que la obesidad se ha convertido en uno de los problemas más graves de salud en la población. Un niño obeso, tiene un alto porcentaje de posibilidades de desarrollar enfermedades crónicas. Lo triste es que la mayoría de sobrepeso en los pequeños, se debe a una mala alimentación.

Ya es de obligado cumplimiento que en las etiquetas de los alimentos que compramos aparezcan todos los ingredientes que lo componen. Es así como nos hemos enterado que lo que llamábamos “grasas vegetales” es “aceite de palma” una grasa que se extrae de la palma africana de aceite, o palma aceitera, y que a tenor de las investigaciones, no resulta tan beneficiosa como parece.

El aceite de palma es el más barato y por eso se utiliza en la industria

Según las investigaciones y análisis, esta grasa es la causante de crear graves riesgos cardiovasculares, además es inductora de aumentar el colesterol (el malo), también se relaciona con problemas de diabetes. Según un experimento realizado con ratas de laboratorio, el aceite de palma producía metástasis en aquellas ratas que habían sido inoculadas con células cancerígenas. Por lo tanto ya estaríamos hablando de un tema demasiado serio como para pasarlo por alto.

El aceite de palma lo encontramos en alimentos procesados como cremas de cacao, bollería industrial, snacks dulces y salados, comidas precocinadas… Y su impacto es mucho mayor ya que no va en solitario, le acompañan ingredientes poco saludables como el exceso de azúcares o de sal. Por lo tanto son alimentos poco, o nada, recomendables para los niños. No olvidemos que están en pleno proceso de crecimiento y su influencia es mucho más negativa que en los adultos.

Aceite de palma en la alimentación infantil

Retomar la alimentación tradicional, sana y natural

A partir de todas estas reflexiones, es necesario tomar el camino de la alimentación lo más natural posible. Afortunadamente vivimos en un país en la que gozamos de un buen mercado de productos frescos y naturales. Buenas verduras, excelentes frutas, carnes y pescados bien tratados, nos permiten preparar ricos platos donde la base son los mejores nutrientes. Por eso es importante que dejemos a un lado la comodidad de todos esos productos, nada sanos, para retomar el gusto por la cocina elaborada, casera y llena de vitaminas.

Vía | Ser padres
Fotos | Sigma Biotech y Youtube

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *