5 octubre 2017 Noticias, Salud

el abuelo de la UCI

Son muchas las noticias que, por desgracia, nos ofrecen tintes dramáticos, dolorosos e insolidarios. Impactos de una realidad que nos azota y hace tambalear esos buenos propósitos de esperanza y amor entre los seres humanos. Aquellos que tenemos hijos y que vemos con tristeza un futuro que, a menudo, parece incierto, no podemos dejar de sentirnos tristes y preocupados por ese legado que vamos a dejar a nuestros hijos: una sociedad que, parece, estar más preocupada de los bienes materiales, de las disputas o las diferencias, que en aquello que nos une, nos hace libres y generosos, nos convierte en auténticos seres humanos.

Sin embargo, entre todas esas noticias negativas, siempre hay un hueco para encontrarnos con esos otros testimonios que hacen que veamos el mundo desde una perspectiva diferente. Afortunadamente todavía hay personas que, día a día, siguen luchando por convertir la existencia humana en un bálsamo de felicidad. Es así como nos hemos encontrado con la historia de David, un anciano estadounidense que tiene una misión muy especial: arrullar a los bebés que se encuentran hospitalizados.

Les canta nanas, les arrulla y les llena de caricias

David Deuthcman es el gran héroe de los niños prematuros de Atlanta, en Estados Unidos. Hace doce años que, cada martes y jueves, realiza una función extraordinaria en el área de pediatría, concretamente en la UCI. Allí acude con su mejor predisposición para arrullar y llenar de mimos a los bebés que han tenido que ser hospitalizados, la mayoría de ellos por nacimientos prematuros.

David toma en sus brazos a aquellos bebés cuyos padres no pueden estar junto a ellos todos los momentos del día, bien por obligaciones o por tener que cuidar del resto de sus hijos. Con el fin de que no se encuentren solos, David les canta una nana, les habla y los llena de caricias hasta que los bebés quedan profundamente dormidos. Tan beneficiosa es su labor, que el personal del hospital ha decidido subir una foto suya en su página de Facebook. El éxito ha sido inmediato, consiguiendo millones de visitas en muy poco tiempo.

abuelo y bebé

Todo un fenómeno viral

Para el anciano ha sido un golpe de popularidad al que no estaba preparado ya que él lo considera un gesto totalmente normal, consiguiendo beneficios en ambas direcciones, no sólo los bebés reciben su cariño, también él se siente beneficiado teniéndolos en brazos, incluso aunque “le vomiten o le orinen”, según sus propias palabras.

Sin embargo parece ser que sus amigos no entienden esta afición suya. Imaginamos que, mientras David arrulla y cuida a los bebés, el resto de sus colegas se dedican a jugar a la petanca, al dominó, leer el periódico o dar de comer a las palomas en el parque, aficiones muy loables pero que, perfectamente, se pueden combinar con cualquier otro gesto tan maravilloso como el que realiza este anciano que ya es conocido en todo el mundo como “El abuelo de la UCI”.

Vía y foto | Facebook – Children’s Healthcare of Atlanta
Foto | TN

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *