15 agosto 2009 Noticias, Parto, Salud

La ablación del clítoris complica el parto
La ablación del clítoris de la mujer es una práctica habitual en varios lugares de África, Asia y Oriente Medio. Amparándose en la tradición, la religión, y la espiritualidad, se extirpa el clítoris y parte o todos los labios mayores, en lo que se conoce como ablación. También puede practicarse una infibulación o circuncisión faraónica que es la extirpación del clítoris, los labios, una parte del útero y el cosido de parte de la vagina. Afecta a unos 130 millones de mujeres en el mundo.

Tras estas atroces prácticas los problemas para las mujeres son muy numerosos. Uno de ellos es que las embarazadas que las sufrieron pueden necesitar una cesárea de emergencia o sufrir desgarros graves durante el parto. Es la conclusión a la que ha llegado un estudio de la Universidad de Berna en Suiza y que se publicó en el British Journal of Ginecology.

Los médicos autores de la investigación, evaluaron a 122 embarazadas mutiladas comparándolas con un grupo de control de 110 embarazadas de la misma edad y que parieron en el mismo hospital. 18 mujeres del primer grupo necesitaron una cesárea de emergencia frente a las 3 del grupo de control. 9 tuvieron desgarros vaginales graves, algo que sucedió solo a 1 mujer del grupo de control.

Se consultó con las mujeres como querían que se procediera al parto. Un 6 por ciento solicitó la apertura quirúrgica de la vagina antes del parto, un 43 por ciento prefirió que se hiciera durante el parto y un tercio lo aceptó sólo si era necesario hacerlo. Un pequeño grupo solicitó que se cosiera nuevamente su vagina tras dar a luz, lo que no se hizo por no estar indicado y por ser ilegal en Suiza.

Puede que estos números no impresionen, pero si 9 mujeres de 122 se desgarraron en Suiza, con todos los avances médicos a su alcance, lo que ocurre en sus lugares de origen es dificil de imaginar. Las consecuencias a largo plazo de estas mutilaciones van desde problemas menstruales, quistes e infecciones crónicas de la pelvis hasta la infertididad. La ablación provoca, además, estados de ansiedad, depresion y ataques de panico.

Vía | Medline Plus
Más información | Sexo afectivo
Foto | El Mundo

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 agosto 2009
  2. La Academia Americana de Pediatría condena, por fin, la ablación 7 junio 2010
  3. Mutilación genital causa grandes complicaciones en el parto 10 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *