23 noviembre 2017 Salud

cuidados piel

¿Tu bebé tiene manchitas en la piel y no sabes a qué pueden deberse? Te acercamos los diferentes motivos. Y es que la mayoría de bebés al nacer tienen algún tipo de mancha en la piel, desde rojeces hasta manchas de color salmón, o de color café. Te contamos por qué.

Hemangiomas

Hay manchas que realmente son hemangiomas. Se trata de un tumor cutáneo infantil. Pero no hay que alarmarse es bastante frecuente, afecta del 2% al 10% de los bebés. Suele aparecer a los pocos días de nacer como una manchita rojiza y empieza a crecer pero al final para y desaparece.

Aunque no se sabe con precisión a qué se deben son más frecuentes en los bebés prematuros. En el caso de que el hemangioma esté en una zona como el párpado o la nariz el pediatra debe valorar si hay que poner algún tratamiento.

Manchas de color salmón

beautiful baby allergic rash on the cheeks white background

Se trata de un tipo de mancha de origen vascular. Estas manchas las presentan más de la mitad de los recién nacidos. Son de color rosado y se van aclarando poco a poco hasta desaparecer. Son unas manchas que pueden medir de 1 a 5 cm. Suelen aparecer en la frente o en la nuca y si están en cualquier otro lugar lo mejor es consultar con el pediatra.

Manchas color café

Las manchas de color café son las más frecuentes. Tienen un color marrón claro y no oscurecen. Por lo que respecta a su tamaño no son unas manchas grandes y son planas.

No tienen ningún tipo de riesgo de mutar a algo maligno, pero si se observan más de media docena hay que ir al médico puesto que podría ser por que el bebé tenga alguna enfermedad heriditaria.

Lunares

Los lunares son las manchas más peligrosas. Este tipo de manchas pueden llegarse a abultar y presentan un tamaño diverso. Pueden ser muy pequeños, normales o grandes.

Sobre algunos les salen pelos pero esto no es un signo de que el lugar sea malo. Si se quiere se puede extirpar pero un lunar esta ahí por información genética y volverá a salir.

Los lunares son el tipo de mancha que requiere de un mayor control médico de manera periódica, ya que sí puede haber un pequeño riesgo de desarrollar un melanoma.

Vía | Crecer Feliz

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *