29 marzo 2016 Fertilidad

mala calidad seminal 50%

Según un estudio realizado por la Fundación Ginefiv, el 50 por ciento de los casos de infertilidad que se presentan en las parejas de nuestro país, es debido a problemas en la calidad seminal masculina. Al parecer, la calidad del semen ha disminuido considerablemente a lo largo de los últimos años. Las causas son muy variadas, aunque todo apunta a la forma de vida poco saludable, el estrés y otros factores ambientales.

La Universidad Autónoma de Madrid y la de Alcalá, acogió un congreso, “Temas actuales de la reproducción asistida”, donde asistieron los expertos más destacados de nuestro país. Más de 200 profesionales, entre los que se encontraban profesionales en ginecología, andrología, embriología y genética, debatieron y pusieron sobre el mantel los datos y cifras, así como diversos estudios, sobre la infertilidad masculina y su alarmante ascenso en los últimos tiempos.

En este encuentro se han podido cotejar todos los datos y estudios que, hasta el momento, manejan los expertos, comprobando que entre el 30 y 50 por ciento de los hombres españoles, en edad fértil, presentan una calidad muy baja de su semen, cifra que se prevé aumentará en los próximos años.

Es así como los expertos aconsejan que, como suele pasar en muchos más casos de problemas de salud, un diagnóstico precoz sería fundamental para intentar solucionar aquellos casos en los que, todavía, puede ser reversible. Según la doctora Victoria Verdú, coordinadora de ginecología de la Clínica Ginefiv:

Con una mínima investigación del factor masculino, como la fragmentación del ADN, se identifican las causas en el 75% de los casos. Es importante detectar desde un primer momento si son fumadores, han sido tratados con quimioterapia, si tienen profesiones de riesgo, prostatitis crónica o edad avanzada, entre otros factores para determinar el tratamiento.

También se constató como la calidad del semen repercute en la salud del futuro hijo, no en vano se piensa que la infertilidad puede ser un factor que se transmite genéticamente, con lo cual los hijos heredarían este problema, alargándose hasta futuras generaciones.

Vía | Fundación Ginefiv
Foto | Centro vida

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *